viernes, 30 de junio de 2017

Affordances educativas para el pensamiento computacional (I): Dos visiones.

Esta entrada es la primera de una serie a propósito del articulo de Walter Bender en RED 54 "The Sugar Learning Platform: Affordances for Computational Thinking / La plataforma de aprendizaje Sugar: Affordances educativas para el pensamiento computacional". Se publica también en el blog de RED. Revista de Educación a distancia.




Recientemente a través de Natasha Singer, comentada por Stephen Downes, hemos conocido una critica del pensamiento computacional tal como se lo ha planteado hace unos días Timothy D. Cook, el presidente ejecutivo de Apple, al presidente Trump. En su comentario Downes suscribe, haciéndola suya,  la posición de Singer,  en la que ve y transmite de una forma más o menos clara que el pensamiento computacional es una creación de Silicon Valey, o al menos de la nueva organización Code.org (y a través de ella Microsoft, Facebook, Google y Salesforce), para colonizar el mundo. O poco menos. Se trata de crear una mano de obra cualificada para las industrias tecnológicas: “Algunos pueden llegar a ser estrellas de la programación, pero la mayoría serán trabajadores de cuello azul"

Downes no es un educador, en el sentido de que sea un conocedor mínimamente profundo de las teorías instruccionales,  y mucho menos un teórico de la educación. Si se puede decir que es algo, es que es un filósofo, incluso un buen profesor e investigador  de esta disciplina, y como tal por lo menos tendría que tener en cuenta que en su versión más amplia y elaborada el pensamiento computacional, no la versión que algunos crean para después criticarla, ciertamente no sin base real, porque hay iniciativas que hacen lo que él critica, no es eso. 

Así, el pensamiento computacional consiste en una serie de métodos, principios, y representaciones cognitivas, en una forma de analizar y representar, que es efectivamente la que con un sentido local (al igual que en matemáticas y física las teorías son localmente correctas) utilizan los programadores, pero que sobre todo es pensamiento lógico, resolución de problemas, metacognición, heurística, creatividad,.. y todo ello constituyen contenidos y destrezas útiles para los programadores (los programadores no rutinarios o compulsivos) pero también es algo útil para la vida normal y sobre todo tienen bastantes coincidencias con los objetivos y contenidos propios de lo que tradicionalmente ha sido la filosofía. No debiera pues zanjar el tema de una forma tan simple por no decir prejuiciosa, a mor de aplicar unos patrones tan simplistas.

En la génesis de esta declaración, o más bien de la exteriorización de un sentimiento, estaría  algo que compartimos, que es la transformación de los primitivos cMOOCs en xMOOCs, y en los productos subsiguientes, como suministradores de mano de obra de altísima cualificación, con un rendimiento excepcional, a un coste cero, para las empresas tecnológicas a través de consorcios entre plataformas MOOC y universidades de excelencia.
En un futuro espero que próximo quiero hacer un post sobre estrellas de la programación y trabajadores de cuello azul.

La propuesta que hacemos y que describimos sucintamente más arriba, con todas sus componentes, con la propuesta global de contenidos y competencias,  que son constituyentes de una nueva alfabetización y de los planes de formación del profesorado, está desarrollada en el número especial de RED y particularmente las componentes de pensamiento computacional en descritos en el artículo Pensamiento computacional: Una nueva alfabetización digital


Walter Bender, al contrario que Downes que no tiene ningún anclaje en el mundo de las teorías instruccionales y del aprendizaje, proviene del mundo del Construccionismo, de la escuela de Paper, Salomon y Minsky. Y sobre todo tiene una trayectoria y una apuesta justo en el sentido contrario del que apuntan Downes y el autor del post citado Natasha Singer sobre la creación desde la infancia de trabajadores de cuello azul para las empresas tecnológicas norteamericanas o globales, y que atribuyen a Code.org : Busca fundamentalmente el desarrollo personal y social de los individuos a través del pensamiento computacional.

De hecho la plataforma Sugar supone una apuesta desde sus inicios y desde su filosofía de desarrollo propio separado de los estándares de computación personal al uso: Microsoft, Apple,… desvinculando sus intereses de ellos y poniendo en primer plano el desarrollo educativo de los individuos, pero también su desarrollo social con unos objetivos propios.
Bender habla de un desarrollo propio cuando en el trabajo  señala 

“(…) el papel que desempeña el Software de Código Abierto a la hora de vertebrar una plataforma y un entramado para una expresión personal y profunda a través de la programación y para poner de relieve la responsabilidad personal, el sentido de comunidad y las expectativas sin límite de los usuarios de Sugar que se convierten en desarrolladores.”

No se trata de programación para el empleo, aunque no lo excluya, es para el desarrollo propio y como componentes de comunidades de desarrolladores.





[1] Nota del editor: El término "affordance educativa" ha adquirido un significado que se relaciona con “la respuesta a la búsqueda de expresar las propiedades de un entorno que, al interactuar con un usuario, mejora el potencial de aprendizaje”. En palabras de Kirschner (2002, p.14) : 
              "Educational affordances are those characteristics of an artifact (e.g. how a chosen educational paradigm is implemented) that determine if and how a particular learning behavior could possibly be enacted within a given context (e.g., project team, distributed learning community). Educational affordances can be defined [...] as the relationships between the properties of an educational intervention and the characteristics of the learner (for CSCL: learner and learning group) that enable particular kinds of learning by him/her (for CSCL: members of the group too)."
              "Affordances educativas son las características de un artefacto (por ejemplo, cómo se implementa un paradigma educativo determinado) que determinan si una modalidad particular de aprendizaje podría ser asumida en un contexto determinado (por ejemplo, trabajar un proyecto en equipo, establecer una comunidad de aprendizaje distribuido) y cómo se produce. Una affordance educativa se puede definir [...] como las relaciones entre las propiedades de una intervención educativa y las características de los alumnos que permiten que se produzcan determinados tipos de aprendizaje en ellos. "
               

No hay comentarios:

Publicar un comentario